viernes, 18 de marzo de 2016

RESPETO AL CICLISTA

Fuente de la foto Ciclo 21
Como muchos ya sabréis el pasado viernes 11 de marzo, fui arroyado por una furgoneta mientras entrenaba por la N-2 (Cabrera de Mar).
Una carretera por la que he pasado cientos de veces, pero el día menos esperado te puedes cruzar con un inconsciente, que por ganar unos segundos es capaz de poner en peligro la vida de una persona.


Solo llevaba 10km cuando una furgoneta me adelanta casi rozándome. Mi primera reacción es golpearle con el brazo para avisarle y que se aparte, pero no lo hace. 
Con lo que no contaba es que circulara con un remolque, con el que seguidamente me golpea. Ahí mi cabeza piensa "¡¡pero que hace este tío!!" Alucino en ese momento de como se puede adelantar a un ciclista de esa manera, con una furgoneta y con remolque...

Intento mantenerme en pie pero la caída es insalvable , por suerte tengo una "buena" caída, cuando ya todo el vehículo me había rebasado. No quiero ni pensar que hubiera pasado en otras circunstancias.
Mi primera reacción es mirar hacía atrás, atemorizado por si venía otro vehículo, por suerte los coches pueden frenar a tiempo mientras me levanto por mi propio pie.

Me levanto muy cabreado y encima el conductor sigue su marcha como sino hubiera pasado nada. 
Le pido a un conductor que por favor lo siga y le coja la matricula, sin pensarlo va tras él y minutos más tarde vuelve con el numero. Son de agradecer estos actos cuando estás ahí indefenso contra gentuza de este tipo.
Un poco más tarde se desplazaron los servicios médicos y Mossos d'Esquadra tras mi llamada al 112.

No te das cuenta de la gravedad que podría haber tenido hasta que no te relajas en casa y le empiezas a dar vueltas a la cabeza.
Seguramente pasaran unas semanas o incluso meses para poder volver a disfrutar tranquilamente de la bicicleta. Y más cuando al día siguiente escuchas la noticia por la tele, que en Galicia un conductor ha arroyado a 8 ciclistas y han perdido la vida 2 de ellos, pone los pelos de punta!!

Las cosas no han empezado bien este 2016, cuando parecía que las cosas empezaban a ir bien y ya estaba casi recuperado de la lesión del pie, que me ha tenido más de 2 meses sin poder correr.
Ahora viene otro contratiempo que pone un poquito más complicadas las cosas, pero mi ilusión y motivación están intactas!!

Gracias por todos los mensajes de apoyo que me habéis hecho llegar !!